3 elementos clave de la autogestión emocional

La autogestión emocional es la clave de un correcto uso y desarrollo del talento.

Las emociones son la energía que mueve al ser humano, sin embargo no puedes olvidar que la potencia sin control no sirve de nada.

En este post vamos a darte las 3 claves más importantes a la hora de empezar a despertar las consciencia emocional.

Las emociones están presentes en el ser humano desde el principio de los tiempos. Son estas mismas emociones las que han mantenido la especie viva y han asegurado por tanto su supervivencia.

Están presentes en el ser humano para guiarle e indicarle como debe reaccionar ante los estímulos que le ofrece el mundo.

Es por tanto que cada emoción tiene una función concreta y cada una de ellas busca desencadenar una respuesta adaptativa concreta.

Una mala gestión emocional da por tanto como resultado una desadaptación al medio y en consecuencia conflictos, trabas, y problemas de eficiencia en la resolución de cualquier situación que pueda presentarse.

Te vamos a dar 3 claves que te ayudarán en tu camino de autogestión emocional.

1.- La serenidad emocional es básica si quieres identificar las emociones conscientemente en el momento en que se presentan.

Esto quiere decir que un emocional alterado, supone un nivel de inconsciencia elevado. Nuestro cerebro en estados de agitación emocional se vuelve literalmente «tonto» esto le resta la capacidad de identificar y discernir sobre las señales emocionales.

Ahora me preguntarás como hacer para mantener tu emocional sereno. Pues bien, además de muchas otras técnicas adicionales, una base sólida es siempre el mejor sitio por el que empezar a construir. Algo sencillo, y que con un poco de disciplina te dará increíbles resultados. La clave está en respirar, respirar abdominalmente, como lo hacen los bebes, respirar para que tu cuerpo sienta la serenidad de estar a salvo y vivo. Basta con 5 o 6 veces al día de respiraciones abdominales en grupos de 3 para que tu emocional esté sereno y pueda aportarte la información que te hará identificar tus estados emocionales. Entre otras cosas conseguirás así reducir el estrés evitando ansiedad y otras enfermedades derivadas.

2.- No te enganches a la emoción o crearás un estado de ánimo. 

La emoción es un instante, es un warning que se enciende únicamente cuando es necesario, es por ello que si revivimos una y otra vez el momento en que sentimos la emoción, regodeándonos en la situación que la desencadenó solo conseguiremos generar un estado de ánimo poco saludable emocionalmente que dará como resultado con casi total seguridad una respuesta incorrecta, confundiendo razones, con emociones, y restándonos capacidad de adaptación y de discernimiento.

Identifica la emoción y olvida la situación, ya tienes la información necesaria a partir de ahí solo debes actuar en base a ella.

3.-No te juzgues, acepta.

 El juicio constante desgasta permanentemente, las circunstancias son las que son y por mucho que valores, que te valores y que analices seguirán siendo las que son. Una persona emocionalmente inteligente no se pregunta el porqué de las circunstancias, se pregunta que puedo hacer con estas circunstancias, de este modo la diferencia está clara, pasas de reaccionar a decidir.

Un líder no busca culpables, un líder analiza las circunstancias, las resuelve y pone de su parte para aprender y que estar mejor preparado la próxima vez.

El liderazgo solo está presente en aquellas personas equilibradas e inteligentes emocionalmente.

El liderazgo es global, es una cuestión que abarca todos los ámbitos de la vida de una persona. El Liderazgo se mide en 360º

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1
Estamos aquí para escucharte
Powered by